The Gibson o como llevar la coctelería a un nivel completamente nuevo

Durante nuestra estadía en Londres visitamos The Gibson, un clásico entre los clásicos de la noche londinense.

Por Agustina Borre

Ubicado en una pequeña esquina en Old Street, el exterior de The Gibson no dice mucho y ciertamente no nos prepara para lo que estamos a punto de vivir dentro del bar. Al llegar nos recibieron con un riquísimo ponche casero y agua, por supuesto.

La carta está dividida en meses, como un año calendario, y cada cóctel representa un viaje en el tiempo a un momento y lugar determinado. Además, incluye mocktails y versiones con bajo contenido alcohólico.

Electric Earl – Foto: timeout.com

Para arrancar la noche nos recomendaron un Electric Earl (£13) –gin, té lady grey infusionado, licor de kumquat, pomelo, bitters, indian tonic, cordial de cítricos y como garnish una flor que genera un efecto electrifying en la lengua- y un Essence of Jalisco (£12) –tequila, hojas de chirimoya, aloe de piña, salsa picante, licor de granada, proteína de chocolate, lima y ágave de magnolia.

Detrás de estas creaciones se encuentra el multipremiado Marian Beke. Si tenés suerte, podés encontrarlo tras la barra de esta pequeña esquina londinense o recorriendo el mundo con los pop ups de The Gibson.

Para comer también seguimos las recomendaciones de la casa: tartar de ternera y salmón ahumado con ricota de wasabi. Increíbles los dos. Los platos sorprendieron tanto como los cócteles. Solemos creer que en un bar de coctelería no encontraremos un alto nivel de gastronomía; aplausos para la cocina de The Gibson que nos derribó ese mito.

Tartar de ternera – Foto: Tom Elms Photography

Finalmente, elegimos probar el cóctel insignia de la casa: Aged Gibson Martini (£12) –gin, ginebra, Martini rubino añejado – terminado con un cebollin avinagrado y servido con finas laminas de queso parmesano y un The Great Japito que nos tentó (£12) –gin, mezcal, melón confitado infusionado, hojas de sésamo morado, puré de tamarillo, salsa picante, jugo de hibiscus y aloe, terminado con popping candy.

Foto: timeout.com

Instagrameables, detallados, ricos y frescos: así son los cocteles de The Gibson. Al verlos pasar es imposible evitar pedirse uno. Con insumos de altísima calidad y mucha producción y amor detrás, The Gibson es una gran opción para quienes quieran ir un paso más allá de la coctelería clásica.

Dónde: 44 Old Street, London, UK

Horario: Todos los días de 17 a 1 am (viernes y sábados hasta las 2 am). Domingos de 13 a 22.30. (La cocina cierra a la misma hora que el bar).

Medios de Pago: Efectivo y tarjetas.

Foto: timeout.com