En estos bares importa tanto la estética como lo que está en el vaso

Para distinguirse hoy no alcanza con buenos tragos: la arquitectura cumple un papel fundamental.

Por Inés Pizzo para Clarín

Ya no buscan sorprender solo por la sofisticación de sus carta, también sobresalen por sus singulares ambientes. Con la coctelería en pleno auge, los bares buscan una estética marcada que los diferencie del resto y los haga únicos.

Una de las últimas aperturas fue la de Uptown. Se trata de un bar subterráneo de 650 metros cuadrados, cuya ambientación gira en torno al metro neoyorquino. De hecho, se accede a través de una réplica de boca de subte ubicada en la calle Amenábar y recubierta con los azulejos y carteles típicos de las estaciones de la Gran Manzana. Luego de atravesar los molinetes, los clientes se encuentran con un vagón de subte, que es la puerta del bar. “Nosotros no hacemos escenografías. Montamos todo en tamaños y materiales reales”, cuenta Andrés Rolando, uno de los dueños. El lugar era un segundo subsuelo abandonado, con piso de tierra, sin luz, filtraciones y charcos de agua por todos lados. “Desde el primer minuto supimos que si queríamos replicar un subterráneo, este era el lugar”. La arquitecta Paula Peirano, junto al estudio que lleva su apellido, fueron los responsables de la obra. “Cuando escuchamos la idea quedamos boquiabiertos. Fue un proyecto muy tentador e imposible de rechazar, a pesar de encontrarnos en un oscuro y húmedo subsuelo”, reconoce. La construcción duró 14 meses. Debido a la ubicación, hubo que hacer un gran trabajo anti incendio. Peirano también se ocupó de todo el interior del bar. “Todo el equipamiento fue diseñado o adquirido exclusivamente para Uptown. Muebles antiguos reacondicionados según los requerimientos del diseño, antiguos sillones tapizado en cuero legítimo y una barra de más de 6 metros realizada en un mármol recuperado”. Continue Reading

2000 Martinis en Palermo: el bar que llenaría de orgullo a James Bond

Suspiria Resplendoris quiere que todos prueben este icónico trago y por eso los sirve a un tercio de su precio en un salón que parece de película.

Por Rodolfo Reich para LA NACION

El Dry Martini. El cóctel más icónico del mundo, omnipresente en los estudios de Hollywood, el símbolo de la elegancia que James Bond se encargó de hacer famoso, sobre el que sobrevuelan cientos de historias, frases y reflexiones. Un cóctel del que todos hablan, pero no tantos realmente probaron. Muchos ni siquiera saben cuáles son sus componentes, creyendo que se trata de un vermouth. Pero no: un Dry Martini es, en realidad, una mezcla potente, difícil, para paladares acostumbrados a su fortaleza. “Queríamos cambiar el desconocimiento que hay sobre este ícono mundial. Por eso creamos los Martes Martini: el día más tranquilo del bar ofrecemos la receta clásica a un precio absurdo ($ 50), un tercio de lo que suele valer en cualquier lado. Y ya vamos casi 2000 vendidos”. Así explica Fede Cuco el inicio de esta idea, que arrancó a principios de año, corrió de boca en boca, y que hoy es uno de los secretos más comentados de la mejor noche porteña. Cada martes, decenas de clientes se acercan a Suspiria Resplendoris (Nicaragua 4346), el bar escondido en los márgenes del Palermo gastronómico, para sentirse, al menos por un rato, trasladados en tiempo y espacio. Por los parlantes, se oye jazz, blues, esas canciones inmortales de Eta James, de Ella Fitzgerald, así como algunas más nuevas que no olvidan el espíritu relajado, como la triphopera 2 Wicky de Hooverphonic.

Continue Reading

Cómo fue la presentación de Coctelería Consciente

Con motivo de celebración del Sustainable Spirit Award 2017, LO HACEMOS BIEN realizó Coctelería Consciente: un evento para presentar el proyecto a través de una charla sobre sostenibilidad y coctelería, y el Pop Up Bar de Coctelería Consciente junto a tres grandes referentes de la industria.

En Julio de 2017, LO HACEMOS BIEN -la empresa de coctelería argentina referente en la escena local e internacional- fue reconocida a través de su CEO, Lucas Groglio, con un Sustainable Spirit Award (Premios a la Sostenibilidad en la Industria Internacional de Bebidas y Coctelería) por Tales of the Cocktail -el festival de coctelería más importante de la industria-, por su trabajo impulsando la conversación sobre sostenibilidad y coctelería a través de su proyecto Coctelería Consciente y del programa de Sostenibilidad en Bares junto a la Asociación Civil, Más Oxígeno.

Con motivo de celebración de este reconocimiento, LO HACEMOS BIEN llevó a cabo el evento Coctelería Consciente en Suspiria Resplendoris el pasado Jueves 21 de Septiembre. El evento contó con dos partes: la charla “Sostenibilidad en el Bar” en donde Lucas Groglio (CEO de LO HACEMOS BIEN, Ganador del Sustainable Spirit Award, Tales of the Cocktail Global Attaché y Presidente de Más Oxígeno), Santiago Romar (Ingeniero y Líder de Proyecto de “Bares Sostenibles” en Más Oxígeno) y Martín Tummino (Bartender y Sommelier) explicaron qué es la sostenibilidad y cómo aplicarla a la coctelería, a través del caso de Coctelería Consciente y de Be Temple, de The Temple Bar. Luego, los asistentes disfrutaron del Pop Up Bar de Coctelería Consciente en donde Fede Cuco, Martín Tummino y Lucas Groglio mezclaron #RicosCocktails con productos locales y regionales, con impacto ambiental, social y económico positivo.

Continue Reading