Naren Young: amo y señor de los aperitivos

El bartender australiano, ferviente impulsor de la movida global de los aperitivos y líder del reconocido Caffé Dante de Nueva York, estuvo en Buenos Aires para presentar la versión pop-up de uno de los mejores 20 bares del mundo junto a los bartenders más influeyentes de la industria argentina. Aquí, un poco sobre su universo para conocerlo más y entender cómo los aperitivos volvieron para no irse más.

Por Julieta Groglio

“Bienvenido a Dante 2017, donde todo lo viejo vuelve a ser nuevo”, reza en la web de Caffé Dante: el histórico bar neoyorkino que desde su apertura en 1915 logró convertirse en un lugar de culto para la comunidad de Greenwich Village y ahora un punto de referencia ineludible de la ciudad de Nueva York para los amantes del buen beber. Es que cuando sus dueños originales decieron abrir sus puertas hace más de 100 años pensaron en Dante como un spot de reunión local, relajado y sin demasiadas pretenciones, donde los inmigrantes ilalianos (estaba ubicado en el antiguo barrio italiano) pudieran encontrarse a beber espresso, hablar de política y disfrutar de los placeres más simples de la vida.

En 1971 Mario Flotta Sr. se hizo cargo del lugar y en el transcurso de los siguientes 40 años vecinos de la comunidad y todo tipo de celebridades como Al Pacino, Alec Baldwin, Whoopi Goldberg, Jerry Seinfeld y Bob Dylan, frecuentaron este café para sentirse por un rato en Italia.

Pero fue en 2015 cuando Caffé Dante dejó de ser una cafeteria italiana para convertirse en uno de los 20 mejores bares de coctelería del mundo y en el lugar para beber los mejores aperitivos de todo Estados Unidos. Para ese entonces, la familia Flotta había decidido separarse del café y confiarle su futuro a un grupo de amigos australianos liderados por Naren Young: uno de los bartenders más reconocidos de la escena internacional que logró convertir a Dante en el bar de moda de Nueva York sin que perdiera su esencia por un instante.

Caffé Dante – Foto: Ony Amagazine

Naren empezó su carrera cuando tenía apenas 15 años y una gran curiosidad por el mundo de la hospitalidad y los spirits. Sus primeros pasos los dió en un restaurante australiano limpiando mesas y de a poco fue migrando hacia los bares, mientras practicaba cómo preparar cócteles para los amigos de su mamá. “Pensé que sonaba interesante y que era una industria realmente única donde podía experimentar un montón de cosas distintas”, explica.

Y desde ese entonces no dejó de dedicarse ni un solo día a la coctelería y a llevar su pasión por los aperitivos por todo el mundo. Confiensa que ya perdió la cuenta de la cantidad de ciudades que visitó -cree que ya debe estar por las 100- y que en su top 3 de están Tokio, Paris y Buenos Aires, su nuevo amor.

 -¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Lo que más disfruto es viajar y conocer gente nueva todo el tiempo. Ver lo que está pasando en distintas ciudades y paises del mundo es definitivamente lo que más disfruto. Viajar es lo que más satisfacción me da en la vida.

Y así fue como en 2006 volvió a hacer las valijas pero esta vez para dejar Australia, su tierra natal, e instalarse en Nueva York para darle un nuevo sentido a Dante.

-¿Cómo fue llegar a Dante?

Dante es un café italiano muy antiguo que siempre funcionó como una cafeteria. Por eso cuando nos hicimos cargo de él, hace tres años, decidimos que queríamos convertirlo en una especie de cocktail bar, restaurante y wine bar, un poco de todo. Es por eso que estamos abiertos todo el día, desde muy temprano para el desayuno hasta la noche para la cena. Dante es un lugar muy simple que nos permitió traer el estilo de los aperitivos italianos a Nueva York. Llevar una parte de Italia a la gran manzana. Queríamos ser el mejor lugar de Estados Unidos para beber aperitivos.

Y claro que lo consiguieron. En estos tres años que Caffé Dante se transformó en un cocktail bar no han dejado de estar en boca de todos. Por algo fue elegido en 2017 como uno de los 20 mejores bares del mundo -está en el puesto 16- según World Best Bars y durante todo el año pasado se dedicaron a llevarlo por el mundo con su versión pop-up, que ya lleva más de 35 países recorridos a través de los aperitivos. En 2018, una de las primeras paradas fue Argentina donde estuvo mezclando ricos cócteles en Buenos Aires, Rosario y Córdoba junto a los bartenders más reconocidos de la industria local, como Seba Atienza, Lucas Dávalos, Seba Garcia, Matías Merlo y Pipi Yalour.

Naren detrás de la barra de Salón Berlín junto a Seba Atienza, para el pop up de Dante en Buenos Aires – Foto: Campari Argentina

Como si fuera poco, el equipo de Caffé Dante decidió ir un paso más allá y seguir colaborando con aclamados chefs, camareros y amigos de la industria para crear DANTE at GENUINE: una colaboración entre Dante y AvroKO Hospitality Group que celebra dos aclamadas marcas de Nueva York y una larga amistad centrada en ricos y saludables platos, acompañados de cócteles que sigan la misma línea en un pintoresco restaurante de Little Italy.

-¿Cuál es la manera ideal de empezar a beber aperitivos?

Te diría que empieces con algo suave como un Americano o un Spritz, o tal vez un Vermuth con soda o tónica. Todos estos son suaves, refrescantes y no tan amargos para alguien que recién comienza con los aperitivos.

La mayoría de los ingredientes que utilizan en Dante para su carta de cócteles son elaborados por ellos mismos, incluida la cerveza de jengibre y el agua tónica. El helado también se hace en casa.  Además, hay un menú dedicado exclusivamente al cóctel Negroni, creado por Naren, que incluye 12 reversiones.  El éxito del equipo detrás de Dante ha logrado revivir la marca histórica y el simbolismo cultural, y al mismo tiempo reactivarlo como un lugar ideal para el café, la cena y el aperitivo durante todo el día.

El Chocolate Negroni de Naren Young – Foto: Campari Argentina

-¿Qué consejo le darías a alguién que recién está empezando en la industria de la coctelería y la hospitalidad?

Les diría que sean humildes y estén preparados para aprender y trabajar mucho, que lean mucho y de todo un poco y, lo más importante: que encuentren a alguien a quien realmente respetan y admiran para que sea su mentor y los ayude a ser mejores.

-Unas últimas preguntas rápidas para terminar: ¿tu bebida favorita?

El Gin.

-¿Bar favorito?

Si tuviera que elegir solo uno diría Tommy’s en California.

-¿Qué bebidas no pueden faltar en tu bar?

Gin, Campari, tequila y whisky americano.

-¿Libro favorito?

Setting the Table, de Danny Meyer. Todo bartender debería leerlo.

-¿Tenés pensado escribir algún libro pronto? (Al mismo tiempo que empezó a trabajar como bartender empezó a dedicarse a la escritura)

Por ahora no porque no tengo mucho tiempo para hacerlo pero, algún día me gustaría escribir un libro que combine mis experiencias detrás de la barra y mis viajes.

Naren detrás de la barra de Salón Berlín para el pop up de Dante en Buenos Aires – Foto: Campari Argentina