Milán: top 3 bares imperdibles

La ciudad de la moda es mucho más que aperitivos, terrazas y marcas de lujo. En esta nota, tres bares para salir de la turística plaza del Duomo y descubrir Milán a través del buen beber (y el buen comer, claro).

Por Agustina Borre y Julieta Groglio

DRY MILANO: para una italian full experiencie

La barra de Dry Milano – Foto: Dry Milano

Atrevernos a decir que Dry Milano fue la mejor experiencia de nuestro recorrido europeo sería tal vez poco justo con el resto de los bares que visitamos y supieron cautivarnos. Sin embargo, no decirlo sería ser extremadamente injustos con este bar que logró deslumbrarnos desde el minuto cero y darnos una verdadera italian full experience.

Al llegar nos encontramos con Alessandro: el encargado de que Dry Milano funcione a la perfección como un reloj suizo. Italiano de nacimiento, Alessandro es de esos hosts sacados de una pelicula clásica que hacen que todo lo que tienen alrededor brille. Desde su inigualable carisma, pasando por su atención a cada detalle de lo que ocurre en el salón hasta llegar a su hospitalidad, Alessandro deslumbra a los comensales sabiendo exactamente todo lo que hay dentro de la cocina, detrás de la barra y en cada copa. Sabe de dónde viene cada insumo, como se consigue y por qué está en la carta.

Alessandro nos cuenta que el Dry Milano abrió sus puertas al público en 2005 y que este año están compitiendo en World Class como uno de los mejores bares del mundo gracias a su gran staff de bartenders precisos, prolijos y hospitalarios.

El lugar

Diseñado por uno de los socios que además es arquitecto, Dry Milano cuenta con dos barras centrales (una en el salón principal y otra en el salón de atrás) impecablemente diseñadas y donde la funcionalidad es la característica predominante. Pero lo que más nos llamó la atención fue la especie de cabina que se encuentra dentro del medio del salón general donde los bacheros lavan las copas para hacer el servicio mucho más rápido (evitando ir y venir desde la cocina). Y si bien al estar en el centro del bar podría pensarse que es un tanto incómoda visualmente, para sorpresa de muchos pasa completamente desaprecibida.

La increíble pizza de Dry Milano – Foto: Dry Milano.

El servicio

Para comenzar elegimos un Moscow Mule reversionado con gin -uno de los más ricos que tomamos- y un “Día de la Independencia” con mezcal y vermouth: un cóctel súper fuerte y muy bien balanceado. Para acompañar, el staff de Dry Milano nos trajo una suerte de tapeo típico del momento aperitivo italiano, con aceitunas y diferentes crackers. Al terminar le llegó la hora al primer plato: focaccia de vitel toné. ¿Qué nos pareció? Una fiesta de sabor. Una combinación que jamás hubieramos imaginado y que nos dejó la cabeza volando gracias a su perfecta masa nube.

Después seguimos con lo mejor que tiene Dry Milano (aparte de su coctelería, claro): la pizza. Según los locales, Dry Milano es uno de los mejores lugares de toda Italia para degustar este clásico y claramente podemos dar fe que es cierto. Para terminar, tiramisú. Impecable. Esa es la palabra que podría resumir nuestra experiencia en el inigualable y sorprendente Dry Milano: impecable.

¿Dónde?: Via Solferino 33, Milano.

¿Horario?: cocktail bar lunes a sábado de 19:00 a 2:00hs / Pizzeria lunes a sábado de 19:00 a 0:00hs.

RITA & COCKTAILS: para sentirse como un local entre amigos

La barra de Rita & Cocktails

Nacido en 2002 cuando el happy hour estaba en pleno apogeo, Rita & Cocktails logró destacarse con cócteles innovadores preparados a partir de ingredientes frescos y naturales, cuidadosamente seleccionados que maridan perfecto con la carta de la casa: platos y platitos (tipo finger food) con una fuerte influencia asiática que van cambiando según el día y horario, para que los comensales disfruten siempre de nuevas propuestas culinarias.

Al entrar a Rita & Cocktails nos topamos con una gran barra rectangular que ocupa un 80% del bar y desde donde Fabio, Edoardo y Gianluca nos esperan para hacernos sentir como un italiano más. Entre nuestros elegidos para beber está el Gin Zen -un cóctel con hielo picado, gin, jengibre fresco molido, lima y soda-, y el Mano Negra: un old fashioned reversionado con notas fuertes de naranja y amaranto, y un sabor ahumado abrumador, pero que logra hacerte viajar con el paladar.

Rita & Cocktails es de esos bares que cumple con los 3 requisitos claves: rico, bueno y bonito. ¿Lo mejor de todo? Una mujer es la encargada del salón. Aplausos para este girl power detrás de la barra y un staff joven y talentoso que todavía tiene mucho por mostrar.

¿Dónde?: Via Angelo Fumagalli 1, Milano.

¿Horario: lunes a domingo de 18:30 a 02:00hs.

THE BOTANICAL CLUB: para el aperitivo

Este bar italiano tiene todo el aspecto de un típico bar de coctelería clásica pero lo que no muchos saben es que además es una de las destilerías de gin más pequeñas de Italia. Alessandro Longhin y Davide Martelli fueron los primeros en abrir un nuevo camino en el mercado italiano al crear su propia destilería “The Big Charlie” dentro de The Botanical Club. Viniendo de diferentes entornos profesionales, su única experiencia previa con gin había sido como bebedores. Pero eso no les impidió crear Spleen and Ideal: un gin realmente interesante a partir de una serie de experimentos con distintos botánicos.

Por el momento Spleen and Ideal es una edición limitada, pero puede degustarse en el bar o reservar una botella. Está destilado a partir de alcohol orgánico, elaborado con grano italiano de alta calidad y enebro de origen serbio, mezclado con botánicos cuidadosamente seleccionados.

Pero volvamos al quid de la cuestión: el bar. The Botanial Club cuenta con una exclusiva carta de cócteles que cambia todos los meses y que detalla en cada de sus páginas el tipo de spirit que tiene cada cóctel, sus botánicos y la graduación ABV para que sepas cuánto alcohol hay en tu bebida. Además, cuenta con una carta de vinos –alrededor de quince- de pequeños productores locales cuidadosamente seleccionados e investigados y que trabajan de forma natural.

¿Y por la cocina como andamos? Una de las peculiaridades de The Botanial Club (y de prácticamente todo bar en Milán) es que cada vez que pedís un cóctel, los camareros te traen algunos platitos para acompañarlo. No existe beber sin comer, ya que el momento del aperitivo es una perfecta conjunción entre bebida y comida. Pero el fuerte de The Botanial Club está en los platos, como por ejemplo el risotto con tinta de calamar que es un diez o la bruschetta con salmón, palta, huevo poché y tomates secos. Un lugar ideal para los que amamos el momento del aperitivo.

¿Dónde?: Via Tortona 33, Milano.

¿Horario?: lunes a miércoles de 12:00 a 15:00hs y de 18:30 a 01:00hs. Jueves y viernes de 12:00 a 15:00hs y de 18:30 a 02:00hs. Sábados de 18:30 a 02:00hs y domingos de 12:30 a 15:30hs.