Lauren Mote: “mi objetivo principal en la vida es inspirar a otros”

Charlamos con la reconocida bartender canadiense y Diageo Global Cocktailian, que estuvo de visita en Buenos Aires para la segunda Ola de World Class. Sus comienzos en la industria, el rol de la mujer, su nuevo puesto y sus ganas incansables de inspirar a quienes tiene alrededor.

Hace veinte años que trabajas como bartender y sos parte de la industria de bebidas. ¿Cómo empezó todo? ¿Siempre soñaste con estar detrás de una barra o fue más bien una pasión que surgió de casualidad?

Siempre trabajé en la industria de la hospitalidad. Estaba en la universidad estudiando algo completamente diferente (con este mundo) y trabajando en un bar, cuando me di cuenta que ese tiempo en el bar era muy activo, que podía ser bastante creativa, que podía pasar mucho tiempo con gente diferente teniendo buenas conversaciones y pensé que en lugar de ir a la facultad de derecho (que era mi intención) podía tomar todo lo que estudiaba en la universidad y llevarlo al bar. Porque las personas que venían y se sentaban en el bar eran personas muy globales que viajaban por todas partes del mundo: abogados, doctores, políticos, gente de la música. Por lo tanto, si bien mi rol como bartender empezó como una forma de ganar dinero durante la universidad, terminó siendo la mejor manera de expresarme creativamente y también de conectarme con la gente de una manera mucho más rica.

¿En algún momento sentiste que tenías menos posibilidades por ser mujer o que tu género te condicionaba?

Mi trabajo es ser bastante observadora de cómo es el mundo y aunque nunca sentí que mi género entrara en la ecuación o que ser mujer fuera una desventaja para mí, sé que le sucede a otras mujeres y que podría pasarme a mí. Tuve muchas oportunidades maravillosas para trabajar con pensadores muy progresistas, generentes realmente geniales y dueños de bares que realmente me valoraban por quien era y lo que podía hacer. Por eso creo que es muy importante que empecemos a crear plataformas y oportunidades para elevar a otras mujeres, para que puedan alcanzar nuevos estándares y superarse más.

¿Qué consejo le darías a una mujer que recién se está iniciando en este mundo?

Estoy muy orgullosa de Kaitlyn (Stewart) y Jen (Le Nechet) -Ganadoras de World Class 2017 y 2016. Vi que el terreno en el que concursaban era bastante competitivo, que había muchos bartenders increíbles y que solamente entre 4 y 6 eran mujeres compitiendo en la final mundial. No es un gran número. Entonces cuando ves que realmente comienzan a traspasar los límites, que están cada vez más cerca de la cima, que eventualmente comienzan a ganar y a ser reconocidas como campeonas por los talentos naturales que tienen, te das cuenta que es bastante excepcional. Y mi consejo para ellas es que sean fieles a sí mismas. Porque si empezas a cambiar y manipular tu forma de ser para satisfacer la situación, puede que funcione a tu favor pero no estás siendo sincera con vos misma. Y creo que Jen y Kaitlyn, al igual que Melisa (Manhattan), Sabrina (Traverso) y Magalí (Caviasso), son muy fieles a sí mismas y creo que realmente llegué a conocerlas en este tiempo y ver el talento increíble que tienen y que tenemos dentro de World Class.

Fotos de Gon De Fazio

Contanos un poco sobre este último año trabajando junto a Diageo como Global Cocktailian. ¿Qué es lo que más te gusta de este rol?

Mi rol es completamente nuevo, no existe en la industria y también es nuevo para Diageo e implica un montón de cosas sucediendo al mismo tiempo. Por un lado, estar disponible para trabajar con todas las marcas de nuestro portfolio de lujo, nuestro portfolio reserve, más World Class y su plataforma online. Pero para mí no es complicado porque soy una profesional de los spirits: estudié todas las categorías que existen, soy sommelier, trabajé como chef y trabajo como bartender desde hace más de 20 años. Es una mezcla perfecta de todo lo que he trabajado en los últimos años, siento que es un puesto creado especialmente para mí.

Cada aspecto de mi trabajo es desafiante, inspirador, creativo, impensable y gratificante, y lo más importante es que conozco a las personas. Las personas y las conexiones que tengo a diario son una de las razones por las que trabajo como bartender y no como chef. Porque si bien me encanta la comida, me encanta cocinar y realmente quería tener una carrera en la cocina, me di cuenta de que hay algo en la puerta que no me gusta. La puerta de la cocina te separa del mundo y no te permite comunicarte con la gente y para mí eso es realmente doloroso. Este papel como Global Cocktailian es sorprenderte porque me permite conectar con la gente, me permite enseñar y educar; así también como inspirar y ayudar a los bartenders a alcanzar su potencial y a alcanzar un nivel único en la industria de la coctelería, que no creo haya existido antes de que llegara el programa de World Class a la mesa en 2009. Mi principal objetivo en la vida es inspirar a los demás, porque la forma en que ellos toman mi energía es lo que me inspira a mí.

¿Cómo ves tu 2018?

Debido a que este rol es tan nuevo aún estamos descubriendo cosas nuevas y emocionantes que podemos agregarle. Pero lo más importante de este rol es que tengo que permancer en el camino. Tengo que seguir viajando, tener conversaciones con bartenders y chefs, ir a bares, hablar con la gente, con el propietario, hablar con todo el mundo para obtener una mirada más panorámica de la cultura. La gente aspira a vivir algo así como la vida que vivimos y para mí, que soy ua bartender con mucha experiencia en diferentes áreas, este rol me permite crear algo realmente especial para otras personas. Me permite ayudar a democratizar la coctelería en todo el mundo, para que la gente pueda preparar y beber cócteles y sentirse parte del club.

Siento que la única forma en que podría estar en este momento es porque bajé la cabeza y trabajé durante un largo período de tiempo. Otras personas viajaban mientras yo trabajaba en diferentes profesiones e iba a la universidad, pero sentí que esperar para viajar era una buena idea. Porque ahora tengo una mirada diferente de las personas y los viajes. Creo que logro hacer un muy buen hogar donde sea que esté, porque puedo conocetar con la cultura, la comida, el lugar y la gente, y gracias a eso nunca me siento sola.