Budapest: top 5 cocktail bars

Si tenés planeada una visita a la capital húngara, estos cinco cocktail bars no pueden faltar en tu lista.

JARDÍN COCKTAIL BAR

Bajo el concepto de cócteles de autor presentados y servidos de maneras únicas y divertidas -algunos incluso en una lente de cámara de fotos o una maceta- Jardín Cocktail Bar se destaca en el corazón del Barrio Judío de Budapest por su singularidad y por ser la extensión del restaurant de tapas españolas Vicky Barcelona, quienes son los encargados de la carta de comidas del bar. Nuestras elecciones fueron de lo más variadas: desde el Popcorn Time con bourbon y almíbar de pochoclo hasta el Jardín con Campari, Tanqueray y St. Germain ¡servido en una maceta!

Jardín Cocktail Bar de Vicky Barcelona.

Con un ambiente íntimo, luces bajas y plantas que cuelgan desde el techo, Jardín Bar es un oasis ideal en el bullicioso centro de la capital húngara para beber buenos cócteles que cumplen con las 3B que tanto buscamos al salir a beber (bueno, bonito y barato) y una gran oportunidad para conocer el Barrio Judío y su comunidad.

¿Dónde?: Budapest, Dob u. 16, 1072 – Hungría

Horario: Todos los días de 18:00 a 01:00hs.

Dato: con el primer cóctel o bebida que elijas te regalan unos pinchos españoles.

BLUE FOX

Blue Fox, el cocktail bar de Kempinski Hotel.

Ubicado dentro del Kempinski Hotel, el primer hotel 5 estrellas de Budapest, Blue Fox ha logrado convertirse en uno de los favoritos de la ciudad. Su coctelería nace de la mezcla de la coctelería clásica con influencias húngaras, haciendo honor a su lema: “Respeta lo viejo y aprende de lo nuevo”. Además, tienen una carta de cócteles insignia –Elysium- en la que cada cóctel está inspirado en un sentimiento.

Si bien los precios de Blue Fox pueden resultar un tanto elevados para los turistas -cosa que es de esperarse al ser un bar de hotel- lo cierto es que es una inversión que vale la pena hacer. Lo ideal es disfrutar la experiencia después de cenar. ¿Por dónde empezar? Por un Oblivion con mezcal, pipián, horchata y yuzu; y luego seguir con un Immortality a base de gin, meloncello, lavanda y bergamota. Exquisitos y perfectamente equilibrados.

Blue Fox sin dudas es el spot perfecto para una noche en pareja: sofisticado, con DJ live sessions y ricos cocktails, claro está.

¿Dónde?: Budapest, Erzsébet tér 7, 1051 Hungría

Horario: Todos los días de 18:00 a 02:00hs.

TUK TUK BAR

Tuk Tuk Bar.

“Si alguien nos hubiese preguntado dónde y en qué época nos gustaría vivir, la respuesta inmediatamente sería en Shanghai, en la década de 1920. Una época mágica, la simbiosis perfecta entre oriente y occidente que nos cautivó desde que la descubrimos. Cuando se nos ocurrió la idea de Tuk Tuk, sin lugar a dudas decidimos que reviviríamos cada sabor, color y dimensión de aquel mundo.” Con estas palabras abre la carta de cócteles de Tuk Tuk Bar, un pequeño refugio oriental en el corazón del Barrio Judío.

Aunque de pequeñas dimensiones, en Tuk Tuk Bar nada está librado al azar: los sillones, las paredes, las luces, la música, los bartenders y –por supuesto- los cócteles, maridan entre sí a la perfección. Nuestra elección de la noche fueron el Hendrick’s Mule a base de Hendrick’s gin, vermouth, pepino, lima, gingerbeer y pimienta negra; y el Vintage Garden con Tanqueray 10, romero, flor de sauco, pomelo, limón, tónica y bitter de ruibarbo. Ideal para relajarse después de un día largo de caminata por la ciudad y quedarse horas charlando.

¿Dónde?: Budapest, Paulay Ede u. 31, 1061 Hungría

Horario: Todos los días de 16:00 a 00:00hs.

Dato curioso: ¡es pet friendly!

SZIMPLA KERT

Szimpla Kert, uno de los ruin bars más famosos de Budapest.

Estando en Budapest no podés dejar de visitar los ruin bars. ¿Qué son? Pues bien son edificios que se encontraban abandonados y casi en ruinas, a los que decidieron darles una segunda oportunidad. Así nació Szimpla Kert: partieron de un edificio abandonado y lo convirtieron en un local alternativo, donde la decoración está formada por básicamente cualquier objeto que pueda ser puesto de alguna forma en la pared, con muchas salas con ambientes distintos (algunas al aire libre), e incluso un mercado de productos que abre cada domingo.

Todas las paredes del local están llenas de graffitis y arte callejero. En cada una de las habitaciones del bar podés encontrar no solo objetos de todo tipo sino también experiencias, como por ejemplo ¡un cine! En Szimpla Kert todo es un hermoso y atrapante laberinto: hay un punto en que no sabes si la escalera que estás subiendo pertenece el bar o al edificio de al lado. Inquietante y divertido.

Definitivamente los ruin bars ya son un clásico de la noche en Budapest, tanto en turistas como entre los locales. Quizás por eso Szimpla fue elegido por Lonely Planet como el tercer mejor bar del mundo.

¿Dónde?: Budapest, Kazinczy u. 14, 1075 Hungría

Horario: Todos los días de 12:00 a 04:00hs.

DEAK ST. KITCHEN

El Negroni de Deak St. Kitchen, en el Ritz Carlton Hotel.

La joyita de nuestro recorrido húngaro la dejamos para el final porque merece una mención aparte. Si bien ya hemos dicho que los cocktail bars dentro de los hoteles suelen destacarse por su buena coctelería, sofisitación y ese “no se qué” que te hace sentir en una pelicula de Hollywood (como el ya mencionado Blue Fox), lo cierto es que la propuesta del Ritz Carlton nos dejó con la boca abierta y el corazón lleno. Estamos hablando de Deak St. Kitchen: el restaurante principal de esta cadena hotelera en donde todo funciona como un reloj suizo.

Pisos de madera, asientos de cuero, papel tapiz adornado con faisanes. flores blancas y frescas, una iluminación cálida y una gran barra de casi diez metros de largo recrean las famosas cafeterías belle-époque de la ciudad y construyen un escenario perfecto para una típica velada húngara.

Junto con una cocina internacional con inspiración húngara y platos tradicionales, en donde solo se utilizan ingredientes locales de temporada y cada propuesta es extraordinariamente deliciosa, precisa y perfectamente efecutada, Deak St. Kitchen ofrece una atractiva selección de cócteles de autor que hacen bailar al paladar y transportarlo a lugares nuevos: como por ejemplo el Bonne Femme Bellini, el Deák St. Martini y el Smoking Hot Old Fashioned, por mencionar solo algunos.

Nuestro primer elegido para degustar fue una sopa fría de pepino y yogur, caviar osetra y rábano. Seguimos con un wagyu a la parrilla y una mousse de Foie Gras de pato, mermelada de cebolla y manzanas verdes. Impecable todo.

Si bien la propuesta del Ritz Carlton puede resultar muy imponente a primera vista, su ambiente elegante pero acogedor, sumado a la hospitalidad y calidez de todo el staff logran que te sientas como un local más. ¿Lo mejor de todo? La vista desde la terraza hacia Fashion Street. Gran spot para mirar la gente pasar con un buen cóctel en mano.

¿Dónde?: Budapest, Paulay Ede u. 31, 1061 Hungría

Horario: lunes a sábados de 12:00 a 0:00hs. Domingos a partir de las 11:30hs. La cocina cierra a las 22:00hs de domingo a miércoles y a las 23:00hs de jueves a sábado.

Dato: ofrecen una de las mejores selecciones de vinos y cervezas húngaras de Budapest

La gran barra de Deak St. Kitchen.
Algunos de los cócteles de Deak St. Kitchen.